Emprender un desarrollo web para promocionar productos o servicios, o bien para llevar a cabo un negocio que funcione primordialmente a través de internet, es sin duda una acción clave para hacer despegar una actividad profesional o empresarial, y en nuestro sitio encontrarás razones de sobra para hacerte de un sitio web con tecnología de punta y que realmente sirva como una verdadera herramienta de trabajo, de promoción y de comercialización.

No obstante, hay varias maneras de conseguir presencia en internet y aunque por supuesto, no vamos a hacer publicidad contra nosotros mismos, sí es cierto que como desarrolladores tenemos la obligación de ser honestos y señalar que en efecto, contar con un sitio propio es una de esas posibilidades, pero no la única.

¿Por qué hablar de las ventajas de otros servicios que compiten con el que nosotros brindamos? Porque para nosotros es importante que nuestros clientes tengan una panorámica amplia que les permita tomar la decisión adecuada a sus necesidades. De modo que si estás pensando en contratar un desarrollo web y si estás evaluando diferentes alternativas para tener presencia en internet, este artículo te será de utilidad.

¿Cuándo es necesario emprender un desarrollo web?

Lo primero que hay que hacer es determinar si realmente requieres un sitio web propio. Curiosamente, el mismo Google recomienda que esto sea lo primero a considerar. Como decíamos anteriormente, hay muchas vías para lograr presencia en internet, así que trataremos de ser lo más objetivos posible y te diremos qué ventajas tienen cada una. Pero antes pensemos un poco en qué es lo que un sitio web propio y otras formas de presencia en internet tienen en común.

Sin importar la vía que escojas para tener presencia en internet, si tu estrategia está bien estructurada y es implementada correctamente, cualquier camino que elijas te puede servir para varias cosas:

  • Alcanzar nuevos clientes y eventualmente reestablecer la comunicación con los viejos.
  • Interactuar con ellos, concerlos mejor, conocer sus necesidades, es decir, conocer tu mercado.
  • Mostrar tu marca, hablar de tus productos o servicios.

Ahora bien, cualquier tipo de comunicación por internet requiere mantenimiento y seguimiento. En todos los casos deberás proteger tu comunicación contra hackers, o bien eliminar spam o responder comentarios.

Dicho lo anterior, consideremos qué ventajas tiene tener un sitio web propio:

  • Si contratas al desarrollador adecuado, tu sitio estará hecho para tus necesidades específicas. Estará plenamente personalizado, podrás escoger el dominio, podrás decidir sobre el diseño, podrás solicitar ampliar sus funcionalidades. En pocas palabras, el sitio será tuyo.
  • Por supuesto, podrás tener varias páginas que conforman todas ellas un mismo sitio. Ningún desarrollador con un mínimo de seriedad te regateará sobre la cantidad de información que requieras publicar, así que no estarás limitado en ese aspecto, aunque ciertamente la cantidad de contenidos puede influir en el precio.
  • Adicionalmente, la asesoría adecuada te permitirá saber qué es lo verdaderamente relevante que hay que comunicar  y la manera más apropiada para hacerlo; te dirá también cuáles son las herramientas web que tus servicios o productos requieren y cómo trabajar con ellas; qué debe tener tu sitio para posicionarse en los buscadores, etc. Un buen asesor te dice esas cosas.

En cuanto a lo que un desarrollo web requerirá para ser efectivo, además por supuesto de la experiencia, los conocimientos y la astucia de tu desarrollador, son básicamente dos cosas: tiempo para desarrollarlo e involucramiento de tu parte. Una vez más, contar con un desarrollador profesional hace que esto no sea un problema. Un buen desarrollador suele trabajar rápido y sabe ir al grano cuando se trata de realizar un brief para obtener la información que se requiere. Pero todo buen sitio merece una plática con tu webmaster y establecer en conjunto una estrategia. Requiere planeación e inteligencia en el sentido militar de la palabra.

En cuanto al precio, en realidad no es posible evaluar si un desarrollo web es realmente más caro o más barato que otro tipo de presencia en internet, todo depende del tipo de desarrollo y del tipo de presencia que se requiera. Subir un video a Youtube es gratis. Producirlo en cambio, puede llegar a ser espantósamente caro comparado con un desarrollo web. Hay veces que un canal en Youtube es la vía adecuada, aunque su plataforma no sea en realidad tuya. Habrá otras veces que en definitiva el mejor camino será otro. En cambio, hay herramientas gratuitas que pueden ser efectivas, aunque en ocasiones pueden ser una completa pérdida de tiempo. Todo depende.

¿Qué pueden ofrecer otras formas de presencia en internet, que no sean la de tener un sitio web propio?

  • En ocasiones pueden ser gratuitas o a bajo costo. En estas herramientas, el costo no siempre se equipara con su efectividad, una herramienta gratuita bien empleada puede hacer maravillas en cierto tipo de situaciones, pero no siempre y no para todo.
  • Suelen ser fáciles y rápidas de configurar. Aquí lo difícil es saber qué y cómo es lo que hay que comunicar, pero para cierto tipo de comunicación, muchas veces funcionan.
  • Una gran desventaja es el poco control que ofrecen para su personalización. Escoger un nombre de dominio, decidir sobre el diseño y sobre las funcionalidades simplemente no será posible o implicará gastos que le quitarán por completo el atractivo.

Entonces, con esto en mente, el punto a considerar es qué tipo de presencia requiere tu servicio. Si lo que buscas es que la gente pueda encontrar tu dirección y tu teléfono, un directorio de empresas puede ser suficiente. Si en cambio, requieres una explicación más detallada sobre tus actividades, deseas contar con herramientas de venta en línea, o bien, tener un catálogo de productos, fichas técnicas, galerías de imágenes, o dar soporte en línea, un sitio web propio será la mejor opción.

En términos generales, un desarrollo web bien realizado te permite aplicar una estrategia, tú estrategia. No dependes de lo bien o lo mal que haga su trabajo un estratega que no conoces y del cual sabes muy poco, y cuyas tácticas comerciales pueden no tener nada que ver con tus propios intereses.

Pongamos el caso de Myspace. Myspace fue un portal sumamente popular en 2006 y 2007. Tenía una tecnología muy bien desarrollada para la época y consiguió la preferencia de un gran número de usuarios. Pero una serie de errores tácticos lo dejaron completamente relegado frente a otro tipo de redes como la de Facebook o la de Twitter. ¿Quién lo habría pensado hace 8 años? Esto mismo podría pasar con servicios como el de Ning, que ofrece funcionalidades interesantes para crear páginas gratuitas o a bajo costo, pero que en realidad nunca serán tuyas.

¿Qué tipo de servicios gratuitos o a bajo costo pueden servir para la promoción comercial?

En internet hay una enorme oferta de servicios y aplicaciones digitales, y si no estás seguro de realmente necesitar un sitio web propio, lo conveniente es obtener asesoría, tanto sobre la creación de un desarrollo nuevo como sobre las aplicaciones y servicios de terceros. Te damos algunas pistas de cuáles servicios pueden ser de utilidad:

Redes sociales, por supuesto los preferidos por muchos mercadólogos son los dos gigantes, Facebook y Twitter. El éxito de ambas redes es también el principal obstáculo para su eficacia en términos de comercialización de un producto: su inmediatez y su falta de permanencia para lo importante, y paradójicamente, su permanencia indefinida para lo intrascendente y lo lamentable. Mientras que un comentario desafortunado, una foto comprometedora o una imagen insultante pueden permanecer en línea por tiempo indefinido, aun cuando la cuenta haya sido inhabilitada, cuando se publica algo que puede ser considerado relevante y útil, la oleada de contenidos nuevos lo sepultará en el olvido casi inmediatamente. Lo que se publica hoy rara vez trascenderá a mañana y lo que no fue leído hoy, difícilmente será leído alguna vez.

Youtube. No necesita mayor presentación. El problema de utilizar Youtube es, por un lado, poder sostener un ritmo de producción de videos con contenido que realmente interese a los usuarios, aunque en algunos giros específicos esto puede ser posible. El otro problema es que el costo de producir videos de calidad puede superar por mucho la construcción de un sitio web.

Blogs, particularmente Blogger, el servicio que brinda Google, es eficiente y puede resultar útil. Vale la pena echarle un vistazo.

Directorios para empresas: Muy útiles cuando lo único que nos importa es presentar nuestros datos de contacto. Existen muchos directorios de muchos tipos, tanto los especializados por giro como por locación.

Para finalizar, cabe decir que lo verdaderamente interesante de estas herramientas es cómo su utilidad se potencializa cuando actúan en conjunto con un sitio web propio. Un post en Facebook suele quedar olvidado al día siguiente de su publicación, pero cuando el artículo existe en un sitio web propio, Facebook se convierte en una herramienta interesante para su dispersión. Esto es sólo por poner un ejemplo. La clave para obtener presencia en internet está tanto en los medios que se emplée como en la estrategia que los articule. Para ello, nuestra recomendación es acercarse a un experto.

Si el artículo fue de tu interés y te gustaría obtener más información, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros.

 

Contacto

Redsonancia Desarrollo Web & E-Marketing

contacto@redsonancia.com

+52(55) 5379 8259

© 2013 Redsonancia.com. Desarrollo Web e Emarketing México. Todos los derechos reservados.
Prohibido el uso, copia o venta de alguno de los contenidos de este sitio con finse de lucro y sin consentimiento del autor